Notas

¿Por qué debes eliminar el estrés de tu vida de manera definitiva? Aprende y sorpréndete.

By  | 

Cuando estamos tensionados y estresados, se genera un exceso de la hormona esteroide “cortisol” en nuestro cuerpo, esto puede generar sobrepeso en las personas y llegar incluso al riesgo de una enfermedad crónica. Ese exceso es liberado cuando realizamos ejercicio.

La función del cortisol en nuestro cuerpo es importante, puesto que por medio de esta hormona podemos realizar esfuerzos grandes o incluso mantener el equilibrio al caminar.

¿Cómo se produce el estrés en nuestro cuerpo?

Ante una situación impactante, nuestro cuerpo reacciona de cierta forma. Por ejemplo: Supón que tienes que dar un discurso a una cantidad grande de personas. En ese momento se producen una serie de reacciones en tu cuerpo, una de ellas es la generación excesiva del cortisol.

El cortisol te ayudará a enfrentar esos problemas o también a tratar de evitarlo a como dé lugar. Esa disyuntiva es una situación común al momento de estresarse, Afrontar el problema o evitarlo. Seguramente alguna vez te enfrentaste a esa sensación.

Esas sensaciones no son malas, de hecho todo esto activa reacciones que ayudan a mantenerte más activo y a preparar a todos tus músculos a este reto generando un exceso de glucosa. Pero en contrapartida el cortisol estrecha tus arterias y entonces tu cuerpo tiene que bombear más sangre y más rápido.

Supongamos que la conferencia que tenías que dar se suspendió o la diste con el mayor éxito, de cualquier forma luego de esta acción tu cuerpo vuelve a la normalidad y por ende te sientes más tranquilo y feliz.

Ante una situación estresante, es probable que nuestro cuerpo reaccione eficientemente, el problema es que según el ritmo de vida, estamos expuestos no solo a una situación estresante por día, sino varias. En ese sentido existen personas que pueden soportar más o menos estrés según hayan podido adecuar su cuerpo a estas reacciones con el tiempo.

Un cuerpo que no esté adecuado al estrés puede experimentar:

1. Riesgo de Diabetes al desequilibrarse los parámetros de glucosa en la sangre.

El estar ante situaciones estresantes continuamente hace que tu cuerpo llene tu sistema de glucosa para enfrentar esas situaciones, mucho más si es que no te sientes preparado de afrontar esas situaciones.
Ante esas altas y bajas marcadas constantes de un cuerpo no preparado al estrés, se producen desequilibrios de glucosa y alto riesgo de sufrir Diabetes tipo 2

2. Obesidad y aumento de peso

Una situación estresante también moviliza triglicéridos a lo largo de tu cuerpo y los reubica en la zona visceral (comúnmente llamado panza). Esto a su vez también aumenta riesgos de enfermedades cardiovasculares.

En otro sentido, no te olvides que una situación estresante transporta mucha glucosa por tu cuerpo produciendo también una sensación de aprovisionarse de este elemento, generando una sensación de hambre a tu cerebro, de alimentos ricos en calorías

3. Sistema inmunológico alterado

Si tu cuerpo está alerta a una situación estresante, tu sistema inmunológico está “distraído” y entonces se produce una alteración en su funcionamiento, pudiendo generar consecuencias permanentes (crónicas)

4. Dificultades en la digestión

Tu cuerpo está tensionado ante una situación estresante, esto puede producirte indigestiones, gastritis y problemas en el colon.

5. Enfermedades del corazón

Dijimos que el cortisol produce alteraciones en la circulación. Este alto flujo de sangre, puede dañar los vasos sanguíneos, presión alta e incrementan el riesgo de un infarto.

6. Problemas para concebir hijos

Toda esta situación alterada en nuestro cuerpo, afecta también a nuestro sistema reproductor, produciendo disfunción eréctil en los hombres o alteraciones en las fechas de ovulación en las mujeres.

Además de producirse también una disminución en el apetito sexual en ambos sexos.

7. Más complicaciones relacionadas.

Una situación estresante puede producirte también falta de sueño (insomnio), o noches sin dormir bien, te puedes sentir constantemente cansado y también puedes deprimirte.

Buenas costumbres y métodos de relajación ayudarán a que cada vez manejes mejor el estrés y entrenes a tu cuerpo a situaciones estresantes.